Chicago

illinois-2

Entramos por segunda vez en Illinois, esta vez para ir a su capital, Chicago, donde vive Jenny, una amiga de Angie (más de Susi).

Hoy desde la tarde se celebra en la calle una fiesta gay, y decidimos que sería un buen plan para conocer un poco el ambiente en Chicago.

Por las calles había muchos puestillos de artesanía etc y mucha gente. Allí al primero que conocimos es a Pedro, el chico de naranja de la foto.

fiesta-gay-chicago-0 fiesta-gay-chicago-1

Mas adelante, en una plazoleta comenzó un concierto que no sonaba nada mal, y que los bailarines daban un espectáculo. Allí cerca la gente participaba en el Twister, el juego ese de poner las manos y los pies en los colores según una ruleta. Todo un show.

fiesta-gay-chicago-3 fiesta-gay-chicago-2

fiesta-gay-chicago-4 fiesta-gay-chicago-5

Txosnas con bailarines arriba, y espectáculos de transexuales y travestis que bailaban en una tarima aceptando los dolares del público. Esto nos gustó y nos quedamos un buen rato. Allí, entre el público conocimos a un chico bastante simpático, que en un momento debió creer lo que no era y le tuve que decir con educación que “yo no entiendo”.

También estaba el juego del “Tiro al positivo”. Bueno, yo le llamo tiro al positivo, pero es el juego ese de lanzar una pelota y si aciertas, el chico que está en allí cae a la piscina. Pues resulta que están recaudando dinero para la lucha conta el VIH, y el chico que hace el show y cae en la piscina es seropositivo. A mi, al principio me chocó que un seropositivo estuviera exhibiéndose de ese modo, pero al final lo entendí.

Por la noche fuimos al edificio más alto de Chicago (o uno de los más altos). Nos medio-colamos, porque en lo más alto hay un restaurante, y para subir hay bastante cola, pero al final, sin cenar allí y sin consumir nada disfrutamos las vistas a 96 pisos de altura. Los coches se veian microscópicos. Era impresionante la vista.

chicago-city-1 chicago-city-2

La noche acabó bailando en un lugar de nivelazo, pero de estilo creo que  marroquí. Un lugar donde suele ir Jenny, pero creo que desde hoy le va a costar volver, ya que ha perdido parte de su reputación, porque casi me echan 2 veces por bailar con todas las chicas, y tuvo que venir las dos veces Jenny para decir que había venido con ella.

Al marcharnos de Chicago, Vimos que Angie se había dejado las llaves dentro del coche por lo que tuve que romper el cristal triángulo pequeño de atras para poder entrar. (Soy una persona experimentada en eso, jejeje)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *